Guadix-Jerez del Marquesado : Goldwing/Ferrari 2019

 

Sin duda, la historia de Andalucia esta repleta de historias, guerras, conquistas y reconquistas. La historia ha dotado a esta comunidad autónoma tanto contenido que intentar entender en unas pocas palabras seria imposible. La suerte es que seguimos conociendo España en su profundidad y poco a poco vamos acercándonos a esa historia. La de hoy va sobre Guadix, sus alrededores y el Marquesado de Jerez.

Ya empezamos fuerte el viernes con nuestra visita en Policar, «desde las alamedas de la Hoya de Guadix, siguiendo el curso del Rio Alhama, ascendiendo hasta una pequeña meseta, entre olivos, almendros, y viñas. Policar asienta su caserio blanco, entre tierras rojas» (Ayuntamiento de Policar).Degustamos unos fabulosos vinos acompañados de los manjares que ofrecía la zona en el centro Vitivinícola del Valle de Rio Alhama.

Ya aquí dimos cuenta de la verdad que teníamos ante nosotros.

Al terminal nos hicimos unas fabulosas fotos con los Ferraris y las fantasticas camareras que nos atendieron. Y dimos un paseo antes de regresar al hotel.

Después de una gran cena y charlas con los amigos, el duo musical nos acompaño hasta altas horas de la madrugada. El día siguiente esperaba turno y sabíamos que iba a ser duro. Asi que a por ello…

Nos recibieron con extremo cariño en Guadix, desde las autoridades que nos atendieron en el ayuntamiento como sus paisanos que nos saludaban al pasar con nuestras monturas por sus calles, cuidadas y limpias.

Aparcamos en la plaza del ayuntamiento, y después de ver el edificio se dispuso a una bonita excursión por la ciudad. La catedral, el recinto romano, las cuevas…..tuvimos degustación de productos locales, subimos en el tren turístico y disfrutamos de unas vistas espectaculares. Guadix es una ciudad con mucho que descubrir, ir a quedarse a ver su catedral seria injusto para esta ciudad que rebosa encanto, historia y cultura.

Si puedes ir a la catedral de la Encarnación , no olvides subir al campanario, donde podrás visualizar toda la ciudad,  desde la Alcazaba de Guadix, Palacio de Peñaflor, entre otros rincones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al terminar nos dirigimos a las cuevas de Guadix. Solo puedo decir que si la ciudad ya en sí misma nos sorprendió, este apartado lugar nos encantó. Se puede llegar en vehículo o en los trenes turísticos. Allí podrás descubrir y sentir un poco lo que podría haber sido vivir en otra época. Lo bien conservado y el detalle del entorno hizo que la visita fuera realmente placentera para los sentidos. Y es que saber y conocer sobre nuestras tierras siempre es una delicia. Si vas a este sitio, que no se te pase visitar una casa abierta al publico donde actualmente vive un señor, ya mayor. Cada día adecua su casa para que los visitantes podamos invadir su intimidad y descubrir mas de cerca como podría haber sido la vida,  que para algunos aún no acabado  y que para otros nos puede parecer tan lejano como imposible de vivir como ellos lo hacían. Guadix , es una ciudad que no engaña si vas a verla con todos tus sentidos….

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos quedaba culminar el día con una buen almuerzo a base de entrantes y un gran codillo concinado como ya hacia tiempo que no probaba uno. El restaurante Hacienda del Marquesado puso el listón muy alto. Los camareros nos atendieron muy bien y la jornada del almuerzo fue genial.

Nuestro compañero de rutas y Alcalde de Jerez del Marquesado, Jose Angel, NO se había quedado contento con la preparación de este fin de semana que aún le quedaba alguna sorpresa por darnos. Nos preparó en la plaza del ayuntamiento una degustación de roscos caseros y café, preparados por la asociación de mujeres del pueblo. Tanto ellas como el resto des pueblo nos recibió con cariño fantástico. Fue muy bonito llegar al pueblo haciendo ruido con nuestras maquinas y que vinieran a estar con nosotros. Hacerse fotos con los coches y motos, a pedir que les diéramos una vuelta y a preguntarnos cosas como cuánto corre la moto. En definitiva , fue genial por lo autentico que era todo. Era pueblo en estado puro, y en un enclave geográfico espectacular.

Así que si en algún momento decides ir a estos lugares, no olvides lo mas importante, recorrer ese pueblos cercanos que a priori puedes pensar cualquier cosa, pero cuando los recorres y te paras un ratito en ellos a escuchar los que el pueblo ha de decir , sin querer todas las respuestas de eso que podrías haber pensado quedan resueltas.

Seguimos descubriendo, España y el mundo para ponerlos cerca de todos….Hasta la próxima.

Comparte esta entrada:

Tags:
,
manuel
manuelcespedes@deloreantravel.es
No comentarios

Envia un comentario